Rehabilitación Visual

¿Qué es la Rehabilitación Visual?

La Asociación Americana de Optometría define la Rehabilitación Visual como:

“El proceso de tratamiento y educación que ayuda a las personas que son visualmente discapacitadas a alcanzar su máxima funcionalidad, un sentido de bienestar, un nivel satisfactorio de independencia personal y una calidad de vida óptima. En este proceso se hace una evaluación, diagnostico y tratamiento, que incluye la prescripción de ayudas ópticas, no ópticas, electrónicas y/o otros. Este proceso incluye la elaboración de un plan de rehabilitación individual especificando el tratamiento clínico, instrucciones en el manejo de las ayudas ópticas y su entrenamiento”

Este programa de Rehabilitación Visual es individual según las necesidades visuales y los objetivos, el resto visual, y de la capacidad personal del paciente, para conseguir aprovechar su resto visual y con ello mejorar su sentido del bienestar, independencia y calidad de vida.

Tipos de Ayudas: ayudas ópticas, no ópticas y electrónicas.

Ayudas Ópticas para ver de lejos:

Lentes magnificadoras: Son unas lentes que amplian la imagen del 1% al 9% pudiendo llevar un filtro terapéutico para mejorar el contraste,

Filtros: son lentes que aumentan el contraste, mejoran el deslumbramiento y protegen de la luz solar.

Telescopios: Permiten ver la TV o el nombre de una calle, pueden tener diferentes aumentos e ir montados en gafas o colgados al cuello, nunca se utilizan para ir andando se utilizan de manera estática.

Telescopios invertidos: son unos telescopios especiales que amplian el campo para las pérdidas de visión periféricas como el Glaucoma.

Ayudas Ópticas para lectura y escritura:

Lupas: es el sistema más sencillo, existen de muchos tipos con soporte, con luz, manuales… Deben ser prescritas en función del uso al que se le va a dedicar, de la pérdida de visión y de las condiciones del paciente. No es lo mismo una lupa de bolsillo para ir a comprar y ver los precios, que una lupa para coser o para leer.

Microscopios: son gafas-lupas, nos dejan las manos libre, tienen gran aumento pero hay que acercarse mucho al papel.

Telemicroscopios: nos permiten ver de cerca con mayor distancia al papel.

Ayudas electrónicas:
Gracias a la tecnología podemos tener lupas electrónicas de gran aumento con cambios de contraste, circuito cerrado de televisión o incluso un Ipad.

Ayudas no Ópticas:
La luz, atril, tiposcopio, enhebrador de aguja, relojes o detector de colores parlantes, un rotulador negro, folios de color amarillo, marcajes, peladores, viseras…son ayudas no ópticas que facilitan las tareas de la vida cotidiana en un paciente con Baja Visión

Abrir chat
Hola!!!! ¿En qué podemos ayudarte?